Trastorno por atracón

El trastorno por atracón es una patología ampliamente invisibilizada e incomprendida, a pesar de ser el trastorno del comportamiento alimentario más frecuente entre la población. Esta problemática, que implica episodios frecuentes de comer en exceso acompañados de malestar y falta de control, ha sido infra diagnosticada o mal diagnosticada durante mucho tiempo.

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón no consiste en comer en exceso o sentirse “lleno” de vez en cuando. Aunque no es muy conocido, estamos hablando de un trastorno de la conducta alimentaria (TCA) al igual que la anorexia o bulimia nerviosa.

Este trastorno se caracteriza por la presencia recurrente de episodios de atracón. Un episodio de atracón consiste en la ingestión de una cantidad de alimentos superior a la que la mayoría de las personas ingerirían asociada a pérdida de control. Además es importante mencionar que dichos episodios se asocian a fuerte malestar emocional.

¿Cuáles son los síntomas y signos del trastorno por atracón?

  • Ingestión de una cantidad de alimentos que es claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en circunstancias parecidas.
  • Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante los atracones.
  • Comer mucho más rápidamente de lo normal.
  • Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
  • Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente.
  • Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere.
  • Sentirse mal con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.
  • Presentar sobrepeso u obesidad.

¿Qué causa el trastorno por atracón?

Es muy frecuente que la gente piense que quién sufre un trastorno por atracón es porque “se lo ha buscado” o porque “no tiene fuerza de voluntad”. Sin embargo, sabemos que son trastornos que provocan un intenso sufrimiento tanto a la persona afectada como a su entorno familiar. Siempre tienen un origen multicausal en el que intervienen varios factores de tipo biológico, psicológico y social, por lo que el resultado final es que hay personas más o menos vulnerables de sufrir un TCA, nunca personas que deciden sufrirlo.

Biológicos:

  • Varios factores hereditarios explican por qué es más probable que ocurra el trastorno por atracón en ciertas familias. Aproximadamente el 95 por ciento de los pacientes con atracones tenían un progenitor con alteraciones en la conducta alimentaria o problemas de abuso de sustancias.
  • Es importante entender que hay componentes neurobiológicos en las conductas alimentarias de pérdida de control.
  • Además, una compleja respuesta hormonal influye y determina las señales de hambre y saciedad, así como también cómo nos sentimos, pensamos y nos comportamos ante los alimentos.
Psicológicos:
  • Los factores psicológicos también pueden incitar a una persona a comer en exceso. En muchos casos el trastorno por atracón se asocia a baja autoestima, imagen corporal negativa, sentimientos de insuficiencia y soledad.
  • Además, las personas que padecen trastorno por atracón a menudo luchan con problemas del estado de ánimo y de ansiedad o han experimentado algún tipo de trauma.
Sociales:
  • En la cultura actual, hacer dieta y perder peso se ha convertido en sinónimo de “vida saludable”, sin tener en cuenta los motivos o consecuencias. Además hay todo un fenómeno de estigmatización del exceso de peso.
  • Los mensajes culturales sugieren erróneamente, que tenemos un control total sobre nuestra alimentación y nuestro peso. Otros afirman que la fuerza de voluntad impulsa la alimentación normal, la pérdida de peso y la salud en general.
  • Interiorizar estos mensajes fomenta la vergüenza y la culpa en personas que hacen dieta crónicamente sin éxito en la pérdida de peso. Este perfil es muy representativo de aquellas que padecen un Trastorno por Atracón.

Intervención del Trastorno por Atracón

¿Cómo se tratan los atracones de comida?

Recuperarse de un Trastorno por Atracón es posible, eso sí, con una intervención adecuada. El equipo especializado en el tratamiento del trastorno por atracón del Programa de Alimentación y Emoción del Centro ITEM trabaja de forma multidisciplinar para comprender cómo distintos factores (biológicos, psicológicos y sociales) están manteniendo el problema. Mediante una adecuada evaluación, se diseña un plan de intervención ajustado e individualizado.

¿Cómo funciona el tratamiento de los atracones?

Para acabar con los trastornos de la conducta alimentaria debemos intervenir a nivel conductual. Esto significa que abordaremos de forma experiencial los comportamientos asociados a la alimentación. Por otro lado, el equipo del Programa de Alimentación y Emoción tratará de comprender e intervenir cualquier problema emocional (ansiedad, tristeza, culpa, imagen corporal, etc.) que pueda estar contribuyendo al desorden de la conducta alimentaria.

Además de abordar los factores conductuales y emocionales que contribuyen a la enfermedad, es importante identificar y tratar cualquier problemática asociada. Muchas personas que luchan contra los atracones tienen una o más dificultades (médicas, psicológicas o sociales) además del trastorno alimentario.

A través de nuestro programa integral de tratamiento del trastorno por atracón, buscamos normalizar los patrones de alimentación, estabilizar las comorbilidades médicas/psicológicas y mejorar la calidad de vida en el día a día del paciente.

Nuestro enfoque para detener los atracones

Las personas con exceso de peso y con un trastorno por atracón, a menudo quieren participar en un programa de "pérdida de peso". Sin embargo, la búsqueda de esa meta a través de la realización de dietas y la “fuerza de voluntad”, es lo que realmente cronifica el problema. Está demostrado que este tipo de intervenciones obtienen resultados parciales y que no se mantienen en el tiempo.

Por eso, nuestros expertos en el tratamiento del trastorno por atracón, te ayudarán a entender y tratar de la forma más eficaz el trastorno alimentario. En el Programa de Alimentación y Emoción encontrarás soluciones tanto a nivel alimentario, como para cualquier problema subyacente. A través de este enfoque, es como realmente se podrás finalmente mejorar aspectos de tu salud física.

El habitual desconocimiento del trastorno por atracón, su mal diagnóstico y la falta de formación de los profesionales, convierten al Programa de Alimentación y Emoción del Centro ITEM en una de las pocas unidades intensivas especializadas en el abordaje de esta problemática.

Cuestionario
anónimo:
¿Cómo te relacionas
con tu alimentación?
Cuestionario anónimo:
¿Cómo te relacionas con tu alimentación?
 

Cuestionario anónimo

Con el objetivo de ayudarte a valorar si el “Programa de Alimentación y Emoción” del Centro ITEM puede serte de utilidad, te proponemos que contestes de manera sincera a las siguientes preguntas:

*Las respuestas serán confidenciales y no almacenadas.

¿Sientes que tienes episodios en los que comes más de lo que la mayoría de la gente comería en el mismo período de tiempo?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 1 de 8
¿Sientes culpa, vergüenza o arrepentimiento en torno a tu alimentación?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 2 de 8
¿Comes a escondidas o solo debido a la vergüenza de qué o cómo estás comiendo?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 3 de 8
¿Sientes que tu alimentación está fuera de control?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 4 de 8
¿Has intentado múltiples métodos para perder peso y piensas que fallan por tu fuerza de voluntad?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 5 de 8
¿Sientes que la forma de tu cuerpo te interfiere a nivel social, laboral o emocional?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 6 de 8
¿Te cuesta diferenciar sensaciones internas como hambre, saciedad, ansiedad o tristeza?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 7 de 8
¿Notas que tus emociones influyen en cómo comes?
Nunca
Ocasionalmente
Frecuentemente
Pregunta 8 de 8

Resultado de tu cuestionario

En base a tus respuestas, parece que hay algún tipo de alteración en tu relación con la comida. Estas conductas podrían asociarse a malestar y consecuencias a nivel psicológico,
físico y social.

Desde el “Programa de Alimentación y Emoción” de Centro ITEM podemos ayudarte.

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos lo antes posible.

Resultado de tu cuestionario

En base a tus respuestas, no parece que haya ningún tipo de alteración en tu relación con la comida.

Si consideras que desde el “Programa de Alimentación y Emoción” de Centro ITEM podemos ayudarte a ti o a algún familiar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario y te contestaremos lo antes posible